INICIACIÓN AL SENDERISMO O TREKKING

El senderismo es una actividad deportiva no competitiva que consiste en caminar en un entorno natural y se desarrolla preferentemente por una red de senderos que están homologados e identificados con marcas, generalmente de diversos colores, que indican la dificultad de los mismos. y que se suelen situar en piedras al borde del camino, señales verticales o incluso los propios árboles. Estas rutas suelen ser transitables a lo largo de todo el año, para todos los grupos de edades y, además tienen un interés paisajístico o cultural. 

El único objetivo de esta actividad es llegar al final del sendero y disfrutar de lo que nos ofrece la naturaleza, lo que supone, en muchos casos, un gran esfuerzo que se premia con la meta: una cascada, una panorámica increíble o un lago escondido. En este sentido, el senderismo es mucho más que una actividad deportiva, su práctica se convierte en una manera de entender y vivir el medio natural a la vez que se realiza una actividad física.

El senderismo puede confundirse con el excursionismo (o trekking), o englobarse dentro de él debido a su similitud. La diferencia principal con el excursionismo es que esta actividad discurre por caminos y senderos no balizados y que por lo tanto no cuentan con las garantías de seguridad y calidad que proporcionan los senderos homologados. El término trekking es un anglicismo originado en Sudáfrica y se utiliza para describir la realización de un viaje más largo y complicado. Es una palabra que comenzó a usarse en los años ochenta por los alpinistas que viajaban al Himalaya o a los Andes para definir las rutas de aproximación a las cimas que pensaban escalar.

El senderismo es ante todo una actividad relajante que busca acercar a las personas al medio natural y al conocimiento de la zona a través de su patrimonio y los componentes etnograficos y culturales, utilizando preferentemente el sistema tradicional de vías de comunicación, tales como cañadas reales, caminos vecinales y senderos.

Dificultades

Aunque puede durar más de un día, se puede practicar senderismo o trekking por algunas unas horas. La dificultad varía según el terreno y la longitud del sendero. La mayoría de las veces se practica a través de senderos, caminos y valles. Aunque los senderos pueden estar desdibujados, la dificultad más importante no es la ubicación de la senda sino el esfuerzo humano que se requiere para llegar hasta el final del camino.

En España existen mas de 60.000 km de senderos homologados, que se subdividen en GR (Gran Recorrido), PR (Pequeño Recorrido) y SL (Senderos Locales).

Los senderos GR son grandes trayectos que se hacen por etapas, pueden cruzar España de una punta a otra o desarrollarse en una misma comarca. Los senderos PR son trayectos de una jornada que permiten acceder a puntos concretos del territorio; pueden ser sencillos o requerir algo de esfuerzo físico. Los senderos SL son paseos, de mínima dificultad y corto desarrollo, apto para realizarlos en un breve espacio de tiempo, incluso con niños o ancianos.

Quiénes pueden practicar senderismo o trekking

El senderismo es una actividad que, en principio, está abierta a todo tipo de personas, jóvenes, adultos y niños, lo único que variará es la elección de la ruta según el nivel de dificultad del recorrido, una decisión que debe de estar basada en el grado de preparación y de práctica.

Para los senderos SL no se requiere preparación física, aunque el senderista debe poder soportar varias horas de caminata con algunos tramos en subida. No se recomienda principalmente en personas con problemas respiratorios o cardíacos y mujeres embarazadas.

Los senderos PR, suelen tener una dificultad moderada, por lo que es necesario cierta preparación física. Al ser el recorrido de mayor duración, el senderista debe tener resistencia. Para los senderos GR es importante contar con experiencia previa y estar en buena forma física, no tanto por la dificultad del sendero como por la longitud del mismo.

El equipo

A la hora de decidir el equipo necesario hay que tener en cuenta la duración de la actividad, debemos llevar un equipo para pasar la noche, alimentarnos, tener abrigo y suficiente agua. También hay que tener presente que cargaremos el peso durante horas, por eso el equipo debe ser liviano, debemos llevar sólo lo imprescindible.

Cuando el senderismo es de apenas unas horas con un nivel de dificultad bajo, el equipo consiste básicamente en una botella de agua, abrigo (según la época del año y el lugar) y algún refrigerio. Sin embargo, a medida que avanzamos en dificultad, vamos a necesitar más elementos. Una mochila completa de senderismo debe incluir 10 cosas imprescindibles:

  1. equipo para senderismoComida y agua para soportar los días que dure la excursión, previendo un extra por precaución.
  2. Principalmente ropa cómoda, un impermeable y abrigo.
  3. Linterna o farol.
  4. Equipo de primeros auxilios.
  5. Combustible y elementos para iniciar una fogata.
  6. Cerillas.
  7. Cortapluma o cuchillo.
  8. Gafas de sol y filtro solar.
  9. Brújula o GPS.
  10. Mapa actualizado del camino

Seguridad

Muchas de las reglas de seguridad para el senderismo o trekking se basan en tener un poco de sentido común. Sin embargo, es bueno recordarlas para evitar imprevistos o accidentes:

  • No comiences ningún recorrido si no estás seguro de que soportarás el nivel de dificultad.
  • Lleva el equipo adecuado. Aún cuando estén en un camino de baja dificultad, no olvides llevar agua y un refrigerio.
  • Avisa al guarda del parque en el caso de que la dificultad del camino lo requiera.
  • Infórmate sobre animales peligrosos en la zona.
  • Calcula la duración del viaje, teniendo en cuenta que la ida y la vuelta pueden tener una duración diferente, según la inclinación del sendero.
  • Si el trekking dura varios días y puedes acceder a agua natural, lleva potabilizador para evitar cargar con peso extra durante todo el viaje.
  • Si es tu primera vez en un trekking de dificultad, asegúrate de ir con un guía experimentado.
  • Cuando el sendero no esté bien señalizado, recurre a tu GPS o brújula y mapa.

Filosofía del senderista

Practicar senderismo o trekking es una experiencia que nos pone en contacto directo con la naturaleza. Sólo nosotros podemos hacer que esos sitios permanezcan como están. Cuida el medio ambiente y sigue la filosofía de LNT (Leave No Trace, que significa, No Dejes Rastro), que propone tener una actitud consciente cuando se viaja, entre otras cosas guardando los deshechos para arrojarlos en sitios habilitados y evitando hacer fuego en zonas propensas a incendios.

Fuente: Los viajeros / FEDME